LOS PERROS Y EL FRÍO

dog snowEl invierno ha llegado de una vez por todas a nuestra región y, así como nosotros lo sufrimos, nuestras mascotas también. Por eso, es importante tomar los recaudos necesarios para que no sientan la crudeza del frío.

Al igual que los humanos, los perros responden al frío temblando y cambiando su respiración. Para prevenir la hipotermia, es necesario que el animal tenga un hogar, cucha, refugio,  adecuado, que lo proteja contra la humedad y el viento, al mismo tiempo que debe contar con suficiente agua y comida para mantener su buena condición física. El pelo de un perro sano, piel y tejido bajo, sumado a su grasa corporal, lo protegen contra la hipotermia.

IMAG0832Tal como destaca la organización animalista norteamericana THE HUMANE SOCIETY OF UTAH, “la mayoría de la pérdida de calor ocurre durante la radiación, convección, y conducción del calor de la superficie del cuerpo. Conducción es la transferencia del calor por el contacto directo; convección es la transferencia del calor al medio ambiente mediante el aire o agua sobre el cuerpo. Mientras que la radiación es la transferencia del calor que ocurre si el animal sale al frío sin pelo suficiente o condición corporal suficiente.

Los perritos recién nacidos o jóvenes y los perros viejos representan preocupaciones en el clima frío. Un perro recién nacido o joven pierde más calor corporal por libra que el peso de un perro adulto, tiene menos grasa corporal que le provee insolación, y su cuerpo no responde temblando como la de un perro adulto durante la etapa de lactancia temprana.

Perros viejos o mayores no tienen la habilidad de elevar sus cuerpos a la temperatura corporal suficiente cuando son trasladados de un ambiente cálido a un ambiente frío. Usualmente hay menos masa muscular que hace que la respuesta de temblar sea menos efectiva. Estos perros requieren protección adicional y una nutrición mayor a la de los perros adultos.

(…) Si un perro muestra señas de condición pobre (como poca masa corporal o poca grasa alrededor de las caderas, costillas, o hueso de la espalda) deberá aumentar la cantidad de comida que se le da.”IMAG0695

Con respecto a las cuchas, se destaca que la entrada de las mismas deberá ser colocada para que el viento no le pegue directamente hacia adentro. Por su parte, la cama deberá estar forrada de un material grueso y removible que se pueda lavar. No se olviden que es necesario revisarla a diario para asegurarse que esté seca y limpia.

En el caso de las regiones en donde se presenta la nieve, es menester cuidar que tanto agua como comida del perro no se hayan congelado. Las temperaturas extremadamente frías pueden bajar la resistencia del animal, dejándolo más propenso a adquirir cualquier enfermedad y provocar malestares como la neumonía y la artritis. Por lo tanto, en el caso de estos lugares tan fríos y con hielo, se aconseja revisar las patitas frecuentemente para asegurarse de que no estén llenas de nieve, hielo, sal o químicos.

IMAG0851Retomando el tema de la comida durante los inviernos más crudos, se aconseja racionar el alimento en pequeñas porciones durante el día en lugar de darles sólo una gran comida, ya que, debido a las bajas temperaturas, necesitarán más consumo de calorías (se estima un 15% más de comida por cada 20 grados Fahrenheit de bajo en la temperatura).

Otro dato que aporta THE HUMANE SOCIETY OF UTAH tiene que ver con el peinado, puesto que cepillar su pelaje con mayor frecuencia en el invierno, no sólo reduce las necesidades de baños, sino que una piel seca, limpia y bien esponjosa,  garantiza mayor efectividad que una piel fría y sucia a la hora de mantener a nuestras mascotas calentitas.

IMAG0839Desde En Patas y Sin Pulgas, no sólo te pedimos que cuides de tus mascotas sino que también tengas en cuenta a los callejeritos de tu barrio, ya que ellos sufren el doble. Pensá que con lo mínimo se puede armar una cucha, y, como la excusa recurrente siempre es que nadie tiene lugar para darles un hogar, al menos podés ayudarlos a pasar el invierno de la mejor manera posible. Concientizando al barrio, además, se puede generar una cadena de ayuda para los callejeritos y entre todos organizarse para que nunca les falte un plato de comida y un tarrito con agua. Si tenés ganas de saber cómo fabricar una cucha para los callejeritos, te recomendamos el Facebook de Cuchas Para Callejeros.

Sigamos dándonos la pata entre todos y logremos que este invierno a nadie le falte cobijo.

Muchas gracias!

Saludos,

Silvina Rodríguez Gáspari

Anuncios