TODO POR ELLOS

10703788_478646408945065_4616079804424988902_nCuando pensamos que las esperanzas se quiebran, que ya no existe el amor sincero y verdadero, aparecen estas historias que nos reconcilian con el mundo. Jan Brown es nuestra protagonista en el relato de hoy. Tiene 52 años, vive en Inglaterra, y decidió dejar su trabajo para dedicarse de lleno a tejer sweaters para que los galgos abandonados no sufran el frío. Ya tejió más de 300 prendas y asegura haber pasado alrededor de 4 mil horas de su vida tejiendo para los peludetes en situación de calle.

10609501_446925668783806_6314571222313693637_nSu noble emprendimiento comenzó en 2008 tejiendo gorros, bufandas y sweaters para los galgos que se encontraban en el refugio Greyhound Rescue Northeast. Al comprender que era una tarea que requería una considerable demanda de tiempo, decidió, en 2012, dejar su trabajo para dedicarse por completo a los peludetes.

Como si fuera poco, más tarde tuvo otra brillante idea, creó el sitio web Knitted with love (“Tejido con amor”), en donde desde distintas partes del mundo padres humanos de peludetes hacen sus encargos. Con el dinero recaudado, ayuda a diversos centros y refugios de Reino Unido.

teje-para-los-galgos

10447405_440030816139958_2379132248201167371_n“Me gustaría dar las gracias a mi maravilloso esposo y a mi familia por todo el apoyo que me han mostrado al tomar mi decisión de dejar de trabajar y dedicar todo mi tiempo a este negocio que va en ayuda de obras de caridad para perritos. Estoy haciendo algo que siempre he querido hacer: ayudar a los perros y ser mi propio jefe. Muchas gracias a todos”, subraya Jan.

Desde los centros que reciben la ayuda de Jan aseguran que se encuentran eternamente agradecidos, puesto que se ahorran una importante suma mensual de dinero, sobre todo, en lo que respecta a gastos veterinarios.

1422344_324203147722726_1112429706_n

1234277_306365906173117_772961267_nTeniendo en cuenta que tal vez no iban a ser adoptados antes de Navidad, Jan hizo todo para que aquellos hermosos peludetes no se quedaran sin su regalo en el arbolito, por lo que tejió gorros y capitas a tono. No olvidemos que, para ellos, esta época es muy fría y los galgos sufren muchísimo las bajas temperaturas debido a su delgado pelaje.

12046936_632724276870610_5905590784907297212_nOjalá que cada vez surjan más “Jans” en el mundo entero. Es un verdadero placer poder contar este tipo de historias y saber, sobre todas las cosas, que no se trata de ficción, sino de una hermosa realidad cotidiana. Por eso, es nuestro deber pasar la voz, y seguir concientizando para que en todo el mundo existan estos corazones solidarios, para que todos los humanos comprendan que es posible un mundo mejor, que TODOS podemos aportar nuestro granito de arena. Lo mínimo, suma. Desde la difusión hasta el rescate, todo, gente, todo. Así que, no hay excusa para quedarse de brazos cruzados. Podemos activar en cualquier momento, tan sólo hace falta decidirse y ponerlo en práctica! 😉

Silvina Rodríguez Gáspari

FUENTE: http://www.upsocl.com/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s