…PERO EL AMOR ES MÁS FUERTE

imageOcurrió en Bangkok, Tailandia, mientras un hombre disfrutaba de su almuerzo. Claro que no era un hombre común, sino un mascotero como nosotros, que no podemos con nuestro genio y cada vez que vemos un peludete en la calle necesitamos convidarle con lo que sea que tengamos a mano, ya que sabemos el hambre que pasan. Así fue, entonces, como este buen hombre decidió compartir parte de su comida con una perrita que se encontraba merodeando aquel lugar. Sin embargo, esta muchachita de cuatro patas tampoco era muy común, puesto que no se comió la porción que le regalaron, sino que huyó con ella. El hombre, intrigado, la siguió, filmándola, hasta encontrarse con la escena de amor más tierna que podría haber visto: se trataba de una mamá que recolectaba comida para poder alimentar a sus cuatro cachorros.

Por supuesto que el video se convirtió en viral y, durante estos días, recorre el mundo entero, demostrando que el amor es más fuerte, incluso cuando la panza hace ruido de pasar, quién sabe, cuántos días sin comer. Para esta mamá, no había ruido ni tentación que pudiera con ella, porque pudo más la necesidad de brindar a sus hijitos alimento para que se puedan desarrollar bien.

perro-hambriento-comida-animal-cachorros-6Muchos compartieron este video bajo el título “qué tierno” y todo se limitó a esa frase. A mí, en cambio, me gustaría ir un poco más lejos. Porque es una enseñanza más para los humanos y hasta una prueba más para los escépticos de cuánto piensan, sienten y entienden nuestros hermanos peludetes.

La pureza de alma, de corazón, de acción, es característica de ellos. En ellos no hay soberbia, codicia y mucho menos avaricia. Ellos dan todo lo que tienen, porque todo su ser está compuesto de amor e incondicionalidad.

0011112672Y no se trata sólo de los perros. Se trata de TODOS los animales, con excepción de los humanos. Y, sí, gente, aunque nos duela, debemos admitir que no somos así. Podemos ser buenos, esforzarnos, pero nuestra raza está contaminada. Nos llenamos la boca hablando de los pitbulls, de los tiburones, erronámente algunos los llaman “razas/especies peligrosas”, pero… ¿qué pasa con los humanos? Sí, seguramente, haríamos lo mismo que la protagonista del video por nuestros hijos. Pero, ¿qué pasa con los demás? ¿Practicamos el mismo respeto y la misma entrega con quienes no forman parte de nuestro entorno? ¿Qué pasa cuando se trata de otras especies? ¿Las consideramos pares o nos creemos superiores? Ahí está la gran diferencia con el resto del reino animal. Ejemplos sobran de especies distintas que se salvan entre sí, que se adoptan sin reparar en sus diferencias. Perras amamantando gatitos, aves protegiendo huevos que quedaron huérfanos, podemos estar un día entero y más enumerando historias.

Por eso, gente, el bello detalle que tuvo esta dulce perrita debe servirnos para ir más allá de la ternura, y comprender cuánto nos falta a nosotros, los humanos, cuánto debemos aprender de ellos, los animales, y, justamente, cuán necesario es que los cuidemos. Después de todo, son la muestra más fiel de que el amor sincero, genuino y eterno existe. ❤

Silvina Rodríguez Gáspari

FUENTE: http://www.minutouno.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s