PARCHES CALIENTES EN PERROS

2016-07-28 15.35.06

Liam Rodríguez Gáspari

Conocidos también como “hot-spots”, dermatitis húmeda aguda o dermatitis piotraumática, los parches calientes afectan generalmente a perros de pelo largo o a aquellos que tienen subpelo denso. Pero, ¿podría decirse que únicamente son el resultado de una reacción alérgica? Si bien algunos casos se relacionan directamente con bacterias o virus, es importante saber que el estado de ánimo de nuestro amiguete de cuatro patas también puede influir en la aparición de estos molestos y dolorosos “agujeros”.

VISIÓN ENCICLOPEDISTA

Para los más convencionales, los parches calientes son causados por “una reacción alérgica local a un antígeno específico (estructura molecular en la superficie de partículas como bacterias o virus; esta estructura es reconocida por el cuerpo como extraña y lo estimula a producir proteínas especiales llamadas anticuerpos para inactivar ese extraño invasor). Las picaduras de insectos, especialmente pulgas, son generalmente la causa.”

2016-07-28 15.44.31.jpg

Liam tuvo parches en distintas partes de su cuerpo

Entre otros generadores de estos parches, se destacan: “Atopía (dermatitis por inhalación), alergia alimenticia, infecciones por sarnas, infecciones auditivas, falta de higiene en el perro, displasia de cadera, artritis y otras enfermedades degenerativas, como también la enfermedad de las glándulas anales.”

La forma de este tipo de lesión es circular y se puede encontrar en la cabeza, sobre la cadera, en patas, en las mejillas, etc. Se distingue por ser húmeda, descarnada, inflamada, sin pelo y puede resultar muy dolorosa. La reacción del perro, generalmente, es lamerse, morderse o rascar la zona afectada, logrando que se irrite la piel, inflamándola aún más. En tan sólo seis horas puede cambiar rotundamente de tamaño, pasando de ¼ de pulgada a un diámetro de 8 pulgadas.

AMPLIANDO LA MIRADA

2016-07-28 15.36.54.jpg

La primera parte con la que se la agarraba Liam era su pata delantera izquierda

Si nos salimos un poco del molde y estamos dispuestos a mirar más allá, comprenderemos que no siempre las enfermedades tienen una explicación meramente clínica.

En el caso de los parches calientes, existen diversos factores que llevan a un perro a generarse este tipo de lesiones. Esto se debe al estrés que generan algunas situaciones en nuestro peludete.

  • COMPAÑÍA: Cuando pasan muchas horas solos, este tipo de conducta se agrava dada la dependencia que sienten por el humano. Su ausencia, genera estrés que es descargado sobre su propio cuerpo.
  • RECREACIÓN: Si su única salida es la de algunos minutos para ir a hacer sus necesidades, es muy probable que se inclinen por este comportamiento, ya que no tienen espacio para poder descargar su energía.
  • SUSTITUCIÓN: Horas solos en un espacio reducido; nunca cuentan con paseos diarios en los que puedan caminar, correr, jugar. Todo esto lleva al “aburrimiento” que los empuja a descargar la frustración que sienten en la destrucción de su propio cuerpo.

La doctora M. Carolina González Gómez, Médica Veterinaria, especializada en Homeopatía, asegura que el prurito, ardor y las diversas molestias que estos parches calientes producen, ‘tapan’ el vacío que deja la soledad, la necesidad del juego con sus compañeros de especie o con los miembros de la familia, la desarmonía entre los miembros del sistema familiar así como el aburrimiento que provoca la vida cotidiana.” 

IMG_20150529_193256

Liam superó los parches con atención veterinaria y extensión de sus paseos y juegos. 

Por eso, es muy importante que prestemos atención a nuestro amiguete, así como a nuestra forma de relacionarnos con él. Evaluemos cuánto tiempo le dedicamos diariamente y si efectivamente realizamos los paseos que necesita. Cada dolencia o cambio en el comportamiento puede estar manifestando algo que va mucho más allá de lo que la medicina tradicional pueda explicar.

En otra nota, les conté que mi amado Liam se enfermó en los períodos más difíciles de mi vida y, del mismo modo, describí cómo, además de consultar con el veterinario, lo más efectivo fue aumentar la periodicidad de sus paseos. Sólo así se fueron yendo sus parches calientes. Porque me empezó a ver más alegre, con más energía para jugar con él como antes, y eso le sacó esas ganas de lastimarse que le habían producido tantos momentos de estrés.

Erróneamente, se cree que este tipo de lesiones aparece en verano, considerando su nombre. Por lo tanto, es importante saber que también pueden registrarse casos cuando hay bajas temperaturas. Aquí es cuando entran en juego las causas ligadas al aburrimiento.

En algunos amiguetes, pueden presentarse a lo largo de sus vidas en reiteradas ocasiones como también puede que no aparezcan nunca más.

IMG_20150829_174235507

Liam es el mejor ejemplo de que la naturaleza y el amor TODO lo pueden ❤

Cualquiera sea la situación, no dejemos de consultar con un profesional para que indique el tratamiento correspondiente, del mismo modo que no perdamos de vista cuán necesarios serán los paseos, puesto que, es muy probable que el antibiótico por sí mismo o no sea suficiente o bien prolongue un tratamiento que se puede reducir si se tiene en cuenta que cualquier enfermedad está ligada a las emociones. No olvidemos que todos los organismos son diferentes al igual que las formas de sentir. Así que, a prestar más atención y a no descuidar a nuestros peludetes que tanto amamos ❤

Silvina Rodríguez Gáspari

FUENTES:  http://www.foyel.com/ * http://www.homeopatiavet.com.ar/ 
Anuncios

EL ESTRÉS TAMBIÉN OPERA EN CUATRO PATAS

stressed-out-dog¿Sabías que el estrés es muy común en las mascotas? ¿Sabías, además, que es más frecuente en perros que en gatos? ¿Querés saber cómo curarlo? Patas a la obra, y a leer un poco para ver de qué se trata todo esto!

Como amantes de los animales, estamos de acuerdo en que tener un perro o un gato (o ambos) en nuestra vida es una de las mejores decisiones que podemos tomar. También concordamos en que, para ello, debemos ser adoptantes responsables, capaces de garantizarles su bienestar, teniendo en cuenta todos los factores que representan la llegada de un nuevo integrante a la familia. Ahora bien, ¿cubrimos realmente todas sus necesidades?

No basta con comprar el alimento más Premium que ofrezca el mercado, tener el parque más grande en nuestra casa o los juguetes más modernos, si nuestro amigo de cuatro patas pasa horas solo sin nadie que lo anime a jugar o siquiera le brinde una caricia.

Así como los humanos, los perros y los gatos también se aburren, sienten cuando alguien se va, conocen las situaciones difíciles, y también los traumas.

Profesionales han comprobado que el aburrimiento y la separación son las dos causas más típicas del estrés en las mascotas. Verán, ellos ya se sienten parte de la familia, pues nosotros los integramos de esa manera, por ende, reclamarán que se los tenga en cuenta como corresponde.5-16-cat-stressed

En el caso de los gatos, es más fácil liberar tensiones siempre y cuando se les permita un poco de libertad para que puedan recorrer techos y ambientes abiertos, socializar un poco y volver al regazo de sus familiares humanos.

Los perros, por su parte, son quienes más desarrollan el estrés. Pueden demostrarlo con ladridos, gruñidos o hasta incluso mordiendo en las situaciones más extremas. En otros casos, cuando se trata de seres con tendencia al nerviosismo, pueden exteriorizarlo vomitando o enfermándose. Algunos perros lamen alguna zona particular de su cuerpo hasta producirse lesiones en la piel. Otros, se la agarran con los muebles o cualquier objeto que se cruce en su camino. Así que, antes de retarlos, preguntémonos cuántas horas estuvo solo y, cuando está acompañado, cuánta atención le prestamos.

signs-your-dog-is-stressed-scared-dog-thinkstockphotos-488982994De acuerdo a lo postulado por profesionales de la salud animal, los síntomas pueden ser: cambio de actitud (postura alterada, pupilas dilatas, músculos tensos); alteración de los patrones de sueño/descanso; lamido excesivo; ladridos por demás; cambios de lugar para reposar; disminución del entusiasmo a la hora de jugar; aumento o disminución del apego a las personas u a otros animales; incremento o disminución en la interacción social; defecaciones incontroladas; problemas en la piel.

Pero no sólo el aburrimiento o la separación son causales de estrés. Se destacan además: adopción, es decir, adaptación a una nueva familia; cambio de hogar o de ambiente; adiestramiento; ausencia de un miembro de la familia; nuevos miembros en la familia, ruidos molestos; viajes; estadías en pensionados/guarderías; hospitalización; rehabilitación; sala de espera en consultorios veterinarios; peluquerías.

Por supuesto que no todos reaccionan de la misma manera. Así como los humanos somos todos distintos, cada uno con sus ideas y sus organismos peculiares, lo mismo sucede con los animales. Cada uno percibe los estímulos que recibe del ambiente de manera diferente. Por eso es muy importante conocer a fondo a nuestro familiar de cuatro patas.

No perdamos de vista que un estrés intenso o prolongado en el tiempo puede producir efectos considerables en el carácter y en la fisiología del animal.stressed-dog-covering-face-1500x815

Tanto la prevención como su cura están al alcance de todos y no hace falta gastar miles de pesos ni someterlos a eternas consultas que sólo agregan una pizca más a su estado. Ojo! Atención con esto último. Claro está que en los casos agravados en donde se presentan lesiones o problemas que afectan a la salud, la visita al veterinario debe ser INMEDIATA. Me refiero fundamentalmente a que depende pura y exclusivamente de nosotros el poder crear un ambiente sano para nuestra mascota, ya que no lo integramos como una adorno más de la casa, sino como un miembro más de nuestra familia.

Los paseos, los momentos compartidos en el hogar, sólo nos demandan tiempo, tiempo que logrará un resultado más que exitoso: un perro/gato feliz. Porque eso es lo que necesitan. Más allá de la alimentación, las vacunas, los juguetes simpáticos, las mantitas coloridas. Ellos nos necesitan a nosotros.

Si bien no soy veterinaria, vivo con perros desde que nací y, desgraciadamente, sé lo que significa ver a tu amor de cuatro patas estresado. Así que sé muy bien de lo que les hablo. Mi hermoso Liam sufrió estrés, luego de una pérdida fundamental en nuestra vida. Había llegado a lastimarse mucho porque me veía triste y se ponía peor. Por supuesto que lo llevé al veterinario, quien me indicó una crema muy efectiva para sanar sus lastimaduras. Pero, desde entonces, me prometí llevarlo todos los días a la plaza (más allá de que tiene su propio parque en casa) y les puedo asegurar que fue la mejor cura. Al principio, se quitaba la crema, pero desde que empezó a salir, recuperó la alegría y rápidamente sus heridas comenzaron a sanar 🙂

0864d64282c1b8027748cb067e3734866ed4ffdcfd66c4340c593e7544cfb343Por eso, insisto. Depende de nosotros. Es hora de plantearnos cómo distribuimos las 24 horas que tenemos diariamente y, si realmente no tenemos ese tiempo, el planteo debería pasar por otro lado… ¿fuimos adoptantes responsables al momento de tomar la decisión? ¿Acaso decimos que no tenemos tiempo para un hijo, un hermano, un novio? La reflexión con la almohada siempre viene bien en estos casos, para barajar, dar de nuevo, y acomodar aquellas cosas que no venimos haciendo tan bien, que pueden mejorar y cuyos resultados nos beneficiarán a todos. Porque, de eso se trata la familia, no? ❤

Silvina Rodríguez Gáspari

 FUENTES: http://www.foyel.com/ * http://www.diaadia.com.ar/

 

NOVEDADES??! MAQUINAS EXPENDEDORAS PARA PERROS

Navegando por la web, y de la mano de una amiga, me llegó una información muy curiosa: los perros tienen sus propias máquinas expendedoras.

La primera nota que leí al respecto es la que más me gustó. Se trata de una máquina ideal para colocar en un parque, creada por la marca de comida para perros Bakers. Este simpático invento carece de manual instructivo, puesto que la idea es dejar que los perros, por instinto, aprendan a utilizarla.

Para conseguir un bol gratis de comida Bakers de esta singular máquina expendedora, los perros tienen que tirar de una cuerda con un juguete en forma de hueso en el extremo, recoger una pelota de tenis que se lanza automáticamente al tirar de la cuerda y devolver después la pelota la máquina.”

Pero dejemos a un lado la teoría y pasemos a la práctica que es mucho más divertida 🙂

 

A pesar del intento de Bakers por posicionarse como los únicos en crear una máquina expendedora para perros, debemos tener en cuenta que por el mundo hay varios de estos inventos dando vueltas. Claro que cada uno tiene su peculiaridad, por lo que la reconocida marca de alimento podría quedarse satisfecha con la singularidad en el tipo de expendedora.

Ya por el año 1998, Carlotta Lennox paseaba por uno de los parques de Miami y tuvo una excelente observación. Notó que faltaba algo. Algo que satisficiera las necesidades de las mascotas. Fue así como construyó la idea de “Hey Buddy”, una máquina muy colorida que suministra golosinas para perros, juguetes, camisetas, agua, collares antipulgas, pick-up bolsas, correas, entre otros. A diferencia de la máquina anterior, aquí es el humano quien debe acercarse a la misma para efectuar la transacción (y sí, en este caso, nada es gratis). Lennox pensó en disminuir el estrés de los animalitos, pero no olvidó su bolsillo.

7_HEY-BUDDY-AD-PHOTO-2hey-buddy-canada

Pero esto no es todo!!! Japón no quiso quedarse atrás. En Odaiba, la empresa de alimento para perros Nyutoro también construyó una máquina expendedora. En este caso, las mascotas deben presionar un botón para retirar el alimento, en donde pueden encontrar la última variedad con sabor a pollo.

Y, como los japoneses trabajan para destacarse del resto, no sólo tienen máquinas que proveen alimentos, sino que también cuentan con una máquina expendedora de pelucas para que las mascotas puedan lucir, de esta manera, “el último ladrido de la moda”

 pelucas 

Por mi parte, me quedo con la primera de esta nota, por ser más creativa e interactiva. ¿Cuál eligen ustedes? 😉

Silvina Rodríguez Gáspari