¿POR QUÉ MI PERRO HACE POZOS EN EL JARDÍN?

digging¿Conviven con un peludete laborioso que se la pasa trabajando la tierra de la casa? ¿Sabían que este comportamiento tiene sus fundamentados motivos? Ok, si no lo saben o si acaso lo sabían, pero no lo recuerdan, hoy vamos a ver de qué se trata esta manía de ir dejando pozos por aquí y por allá. 😛

ECONOMÍA DE GUERRA…

4-11Marco Moyón, especialista en comportamiento canino de la Escuela Buenos Hábitos, subraya que la principal razón que los lleva a realizar tal actividad es su propio instinto. “Guardan comida cuando piensan que les va a faltar”, sostiene. Si bien se destacan los Labradores y los Huskies Siberianos como los primeros en hacer esto, es cierto que muchos mestizos también lo practican.

34-wdmd-is-425km080411Sucede que, al estar en la calle, son muy conscientes de que la porción de comida que encuentren puede ser la única en días. Por ello, su instinto los lleva a racionarla para no sentir hambre después. Entonces, todo lo que sobra lo guardarán en un lugar al que recurrirán cuando lo necesiten.

Pero esto no es nada nuevo, sino que es heredado de sus antepasados, quienes guardaban parte de las presas que cazaban para más tarde. A pesar de que la evolución los haya domesticado, el instinto no lo han perdido, según destaca el “Encantador de Perros” César Millán en su blog.

TAL VEZ NO ESTOY TAN BIEN…

why-dogs-bury-things_0Como siempre decimos, es muy importante, como adoptantes responsables, ser buenos observadores, dado que, en muchas ocasiones, los cambios de comportamiento responden a algún déficit en la salud de nuestro peludete.

Hacer pozos o rasgar con nerviosismo el suelo puede estar evidenciando un pronunciado cuadro de estrés o de ansiedad.

CAMBIO DE HÁBITOS

digging2Sea una razón u otra la que los lleve a llenar nuestro jardín de pozos, pueden corregirse con paciencia y dedicación.

Por ejemplo, cuando lo vemos “con las patas en la masa”, debemos cambiar el foco de la actividad, decir un “NO” contundente (recuerden que no debemos gritar, podemos demostrar autoridad sin agresividad) e invitarlos a entretenerse con otra cosa, un juguete que les guste, un juego en el que nosotros podamos participar, en sí, una actividad que le resulte mucho más atractiva que la que se encontraba realizando.

Para el caso de los peludetes con estrés o extrema energía (sobre todo los cachorros), es muy importante una buena dosis de ejercicios, de modo que se descarguen durante un paseo o la práctica de algún deporte y no contra nuestras plantas. 😉

SI SE QUIERE, SE PUEDE

digging-holesDicen que todo es posible en cuanto haya voluntad. Yo creo que es muy cierto. Más allá de su instinto o de los motivos varios que impulsen a nuestro peludete a hacer algo indeseado, siempre vamos a estar a tiempo de modificarlo. Aquí la educación juega un rol fundamental nuevamente, dado que somos nosotros quienes le indicaremos la diferencia entre las cosas que están bien y las que no lo están. Y no debemos frustrarnos si les cuesta entendernos. No olvidemos que cada uno tiene sus tiempos y que, más allá de lo que digan los manuales y los expertos, cada ser es distinto. Eso no quiere decir que no llegue nunca a responder como esperamos. Simplemente, se trata de tener paciencia, fe en nuestro peludete y demostrárselo. Él sabrá leer en nuestros ojos. No se dan una idea cuán mágica puede resultar la confianza cuando se siente con el corazón.  😉

Silvina Rodríguez Gáspari

FUENTE: http://www.elcomercio.com

Anuncios

EL FUNDAMENTALISMO NO SUMA

¿Qué nos pasa, humanos, qué nos pasa? Con la camiseta de la verdad absoluta levantamos el dedo acusador y prejuzgamos, sin preguntar, sin conocer, sin dar una oportunidad. Realmente la nota que correspondía a esta publicación va a tener que esperar porque surgió algo que no puedo dejar de contar y que, considerando mi estado, me urge expresarlo ahora.

Hoy no voy a postear un pedido de ayuda, ni una historia, ni un consejo, ni un capítulo de la historieta. Hoy les quiero contar lo que me pasa porque los siento como parte de mi acontecer diario, porque los siento mis amigos virtuales, en cada me gusta de Facebook, en cada comentario, en cada mensaje, en cada publicación compartida.

Estoy realmente muy triste. Durante dos días me vi envuelta en una discusión que parecía no tener fin. Se me acusa de “tener” un Golden Retriever, ese es mi pecado.

La persona que se dedicó a faltarme el respeto vía mensaje privado esbozando comentarios injustos, sin siquiera tomarse el trabajo de conocerme, no me dio su nombre, sólo tiene el perfil de una agrupación que, como todos, calculo que lucha por el bienestar animal. No voy a decir quién es, no me interesa ensuciar a nadie y, si esa persona quiere hacer eso conmigo, lo lamentaré mucho, pero no le deseo nada malo, simplemente lamento que exista gente tan malintencionada que entorpece esta ardua tarea de ayuda constante para con los seres más puros, escondiéndose detrás de una computadora para criticar sin dar crédito a quien se encuentra del otro lado.

Les cuento, aunque ya lo saben, yo no lo “tengo” a Liam. Él es parte de mi familia, es parte de mí. Nos adoptamos mutuamente en una mirada desde el primer día al igual que me pasó con Zarah, mi perrita rescatada.

No fomento la comercialización, mucho menos la explotación de un animal. Defiendo sus derechos en cada segundo de mi vida, hasta cuando me siento a comer (cosa que muchos de los que acusan no hacen). Sí, soy vegetariana, pero no por ello me dedico a perseguir a quienes no lo son. Respeto a mis pares y valoro que, aunque no puedan cambiar sus hábitos alimenticios, hagan desde lo más pequeño hasta lo más grande para salvar a un animal desamparado.

Pero alguien no me quiso escuchar. Sólo quiso exponer y exponer, cual seminario teórico sin mesa de debate.

Siempre voy a aconsejar que se adopte a un perrito desamparado y siempre aconsejaré que sea de manera responsable. Si estuviera dentro de mis posibilidades, me traería a todos a mi casa. Pero hoy por hoy no puedo, entonces ayudo de la manera que está a mi alcance. No voy a enumerar las cosas que hago, no me parece que venga al caso y, además, uno cuando ayuda lo hace con el corazón, no para buscar protagonismo.

“Un amigo no se compra”. Estamos de acuerdo. “Hay muchos perros sin hogar”. Estamos de acuerdo. “Hay muchos criaderos que explotan a las hembras”. Estamos de acuerdo. Ahora bien, las razas siguen existiendo, los criaderos no han sido abolidos, algunos de ellos sí se manejan responsablemente, y así siguen naciendo bebés todos los días. Entonces, ¿por qué no adoptarlos? ¿Qué culpa tienen ellos? Me dicen “las razas son inventos del hombre”. Ok. Entonces, a esos bebés… ¿se los considera inventos que no merecen una familia? Me parece que si ese es el camino que toman los fundamentalistas de la crítica, están más que equivocados. Ante un problema, cuando uno se sienta a criticar y juzgar incansablemente, ¿saben qué pasa? Nada. Y esa nada misma no genera nada. Y en esa nada de discusión sin sentido la gente se aleja, cuando debería estar mucho más unida, para poder ser más los que luchan por el bienestar animal. Porque juntos es mejor. Porque, a mayor número de almas solidarias, mayor número de seres salvados.

¿Cuántas vidas salvaron los perros Terranova? ¿Cuántas vidas iluminaron millones de labradores/Golden en su compañía a chicos y grandes con diversos grados de discapacidad? La respuesta es indescriptible y no por ello niega la capacidad de un callejerito para ayudar, para acompañar. Pero lo cierto es que también hay muchas razas maravillosamente extraordinarias que han logrado milagros.

No soy fundamentalista de las razas. No soy fundamentalista de nada. Soy una persona abierta que quiere invitarlos a reflexionar para que sigamos sumando y no restemos más.

Me crié en una familia hermosa en donde me enseñaron a amar a todos los seres, en donde las puertas siempre estuvieron abiertas para callejeritos, para todos.

Estoy cansada de ver cómo la gente divide todo el tiempo, cómo se forman bandos, cómo siempre hay algo para decir, para refutar. Estoy en contacto diariamente con publicaciones de todo tipo. He visto discusiones sin sentido entre proteccionistas en medio de un rescate. Vi cómo a veces se sacan los ojos para demostrar quién hace más o cómo castigan a quien perdió a su mascota en lugar de informarse cómo sucedieron los hechos. Gente, la desinformación intoxica, maltrata, lastima.

A veces las palabras duelen más que un puñal. Dejemos de castigarnos así. Queremos un mundo mejor, no? Ese mundo sólo es posible si comenzamos a respetarnos entre nosotros. ¿Cómo podemos ayudar a los “sin voz” si no podemos comunicarnos correctamente entre nosotros, si nos insultamos, si juzgamos sin conocer???

Liam y Zarah_primer díaNo soy “fanática de los Golden Retriever” como se me acusa. Simplemente uno de ellos se cruzó en mi vida y me hizo la mujer más feliz del mundo. Si eso es “herejía”, entonces que se me condene a la hoguera porque lo amo tanto como amo a mi callejerita y tanto como amo a cada criatura con la que estoy todos los días y me llena el alma poder “darle la pata”. Lamento que algunos no me entiendan.

Sinceramente, iba a realizar este descargo a través de mi sitio personal, pero me pareció que ameritaba aparecer en este blog, porque es un sitio por y para mascotas, por y para amantes de los animales.

Gracias por la lectura, gracias por entenderme y, a aquellos que no pueden comprender lo que estoy diciendo, como verán, firmo mis notas, podemos conversar cuando gusten.

Saludos,

Silvina Rodríguez Gáspari

LA HISTORIA DE ROCO

El 25 de mayo de este año me encontraba junto a una amiga tomando un café de esos de la conocida cadena internacional, cuando de repente me llegó el siguiente mensaje: “¿Querés adoptar a Roco, un labrador de 3 años al que le estamos buscando un hogar?.” Sin dudarlo dije, “yo no puedo en este momento, pero algo voy a hacer”. Entendía que encontrarle una familia a un perro grande es mucho más difícil que a un cachorro, pero, como no me gusta creer en los imposibles, no perdí mi fe. Leí el mensaje en voz alta y dije “me mata no poder adoptarlo, hay que conseguirle un hogar ya.”

 Roco durmiendo

 Fue en ese instante que mi amiga, sin titubear, dijo: “yo lo adopto”. Con 20 años de amistad no necesité preguntar si podía tenerlo, si estaba segura. Confiaba ciegamente en ella porque sabía que ese sería un hogar feliz para Roco.

 ROCO Y LU

Mi amiga se llama Lucrecia y hacía rato que quería adoptar un cachorrito, sin importar las razas o no razas, porque ya tenía dos perros adultos y quería uno más cachorro para que pudiera jugar con sus nenes.  Lo que no iba a imaginarse es que iba a adoptar a un cachorrón en tamaño XL.

Lo más importante de todo esto, lo que más valor encuentro en esta historia, es que ella no necesitó ver una foto, no preguntó nada, ella supo que Roco necesitaba un  hogar y se lo brindó inmediatamente.

  Roco en el sillón

Ahora bien, ¿quién es Roco? Roco es un hermoso y gigante labrador de 3 años de edad que fue encontrado en la localidad de Hudson por un grupo de rescatistas. Pero, como ellas no podían tenerlo en sus respectivas casas, Roco pasó por tres viviendas distintas. Durante 3 meses se buscó a su familia, pero nadie lo reportaba perdido, así que, asumiendo el abandono del pobre Roco, se decidió darlo en adopción.

 Roco_Joaquín_Agustín

Así es que hoy Roco vive con una familia que lo ama y lo cuida. Muchas de esas personas a las que les gusta opinar sin pensar podrán decir “lo adoptó porque sabía que era un labrador. Me atrevo a refutar ese enunciado. Lucrecia tiene dos perros de la calle y siempre está dándome una mano en todo lo que respecta a la ayuda para con los animales. Cabe destacar también que su marido, Miguel, hace poco rescató a un perro luego de que el mismo fuera atropellado. Miguel no dudó en llevarlo a la veterinaria, hacerse cargo de los gastos, y buscarle un hogar.

Por eso no podía dejar de mencionar esta historia. Porque adhiere a los principios de En Patas y Sin Pulgas, porque queremos que vean que siempre se puede. Que esto no es sólo mérito de quien dijo “yo adopto”, pues fue gracias a la difusión de ese mensaje que este encuentro puedo hacerse posible. Por eso agradezco a mi cuñada Daniela por haberme enviado ese mensaje.

 Roco y Elena

Hace poco les traje una historia conocida desde Estados Unidos. Hoy les traigo una desde mi barrio 🙂

No dejemos pasar los mensajes que recibimos, actuemos al instante. El milagro siempre está en nuestras manos. No lo olvidemos.

Sigamos difundiendo, sigamos haciendo fuerza para que no haya más almas abandonadas.

Muchas Gracias,

Silvina Rodríguez Gáspari

 

 

 

EVENTO EN LA PLAZA POR LOS CALLEJERITOS

IMAG0302

Con un hermoso sol que brilló desde temprano y se mantuvo durante toda la tarde de este domingo 28 de Julio, se llevó a cabo en Plaza Islas Malvinas un mega evento impulsado por el grupo de Facebook RESCATE ANIMAL LA PLATA INUNDADA, con la participación de ZOONOSIS LA PLATA, SOSCAN SALVAMIENTO ACUATICO, TERRANOVA CLUB, GULLIVER DOG TEAM, PERROS GUIA QUILMES OESTE, MI VIDA POR UN PITBULLCON ALMA, entre otros.

GRUPO 1

El principal motivo de esta jornada fue reunir medicamentos y alimento para ayudar a los perros que viven en la calle, como así a todos aquellos que, tras la terrible inundación sufrida en la ciudad de La Plata el 2 de Abril de este año, se encuentran en situación crítica.

Se instalaron carpas y un domo, en donde se realizaron diversas demostraciones.

 IMAG0365

El grupo SOSCAN explicó cómo se desarrollan los rescates acuáticos, exponiendo las características de la raza Terranova y las diferencias con otras razas de rescate como Labrador y Golden Retriever. Además, se hicieron demostraciones y desfilaron Terranovas de color negro y chocolate. Los perros estuvieron en contacto con el público, que no dejó de acariciarlos y fotografiarlos, siendo, además de perros adiestrados, una raza muy dócil.

njuevo grupo 2

Por otra parte, si instó al público a participar con sus propios perros para hacer muestras de adiestramiento canino.

 IMAG0344

Los chicos de GULLIVER DOG TEAM realizaron una magistral muestra con un Weimaraner, en donde compartieron la experiencia entre un perro y una persona en silla de ruedas, demostrando cómo el can recogía elementos del suelo, los entregaba, abría la puerta para facilitar el paso y también hacía los mandados. Conmovedor y brillante a la vez.

GRUPO 3

CON ALMA realizó una charla para concientizar sobre el maltrato que reciben los caballos, cómo deben efectuarse las denuncias y cuál es la tarea que ellos llevan a cabo al rescatar a los equinos.

GRUPO 4

Había stands de venta de alimento, merchandising de las distintas asociaciones y rifas, todo con el objeto de recaudar dinero para colaborar con esta gran obra por los callejeros.

GRUPO 5

Verdaderamente un maravilloso evento que resultó todo un éxito. Desde En Patas y Sin Pulgas seguimos invitándolos a colaborar, cada uno desde su lugar. Porque entendemos que no es condición fundamental pertenecer a una Asociación Oficial para hacer algo. Como siempre digo, todos podemos hacer algo por más mínimo que parezca. No les demos la espalda a estos seres tan puros que tanto nos necesitan. Difundir, donar, acercarse a un refugio, hablar con un veterinario, TODO suma.

GRUPO 6

Gracias a todos, a los que organizaron el evento, a los que fueron, a los que mandaron mails, a los que donan diariamente, a los que comparten información, a todos. Cada cosa que hacemos es una caricia. No lo olvidemos.

Muchas gracias, otra vez.

Saludos,

Silvina Rodríguez Gáspari